Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 enero 2010

Desde una mexicana isla de Santa Helena aun nos llegan señales de humo de aquél “Napoleón de los pasillos” que no se puede resistir al ímpetu disparatado de comando epistolar en medio de un destierro emocional.

Pues bien, se trata de un reflexivo análisis de la “Historia Virtual” a partir de sí mismo, de Fritz (nuestro recordado EJFN2007), que no es de su propia experiencia en “sentido común” (que es otra cosa). Por ello, aunque él lo niegue, no deja de ser un intento de escribir una “Historia Virtual de las emociones de Fritz”, pero, así como tampoco es virtual, por lo emocional,  ya no es “sociológica”, sino psicológica o psico-ilógica. En este sentido, Fritz busca –sin quererlo– retratar sus emociones y, a partir de ello, muy útilmente desvirtúa todo aquello que pudiera confundirse con “una perspectiva” o una “descripción para el sentido común”, pues se trata –como decíamos– del relato reflexivo de las propias y permanentes emociones del mismo Fritz (EJFN 2007).

El asunto es tan interesante que, como Fritz suprimió los comentarios (¡porque le dio la gana!), para que pueda ser comentado por aquí y para que la irreflexión no se pierda en el olvido, producto de los vaivenes emocionales del destierro de nuestro Napoleón Virtual que abre, cierra, elimina, aparece y desaparece blogs y sus contenidos, aquí cumplimos el papel público de hemeroteca y lo recogemos:

http://disparates-fritznd.blogspot.com/

1.- PRÓLOGO DISPARATADO:

Tenía muchas ganas de comenzar a escribir una historia de disparates en un blog… no se, se me hacía divertido contar el relato de lo que viví en Noticiero Digital durante el tiempo que estuve posteando por allá entre el 2007 y unos meses del 2009.

Contar tantas cosas no está para nada sencillo, máxime ante la idea que esto no busca en lo mas mínimo ser un relato de carácter sociológico como pretendió -con mucha petulancia, pero también con un pinche sarcasmo- el tal Monseñor de Talleyrand… para nada!!!.

Mi interés al escribir este pocote de payasadas es contar unos cuantos cuentos… es posible que sean muchos chismes, pero vaya, no se crean que le voy a poner mucha atención a los detalles de las historias, sino que voy a recordar los problemas de encuadre que nos llevaron a unos cuantos a meternos en unos pleitos tamaño familiar.

Disparates… ese título de blog es la principal característica de ese personaje conocido como “Fritzpirito el disparatero” que interpreté un buen rato en aquellos foros. Mientras que para muchos su paso por ND fue un terrible error, para mí fue tan divertido como esclarecedor en la razón que me hizo salir de Venezuela… .

Así es, fueron muchos los cabos sueltos que mi paso por ND me permitió aclarar sobre el por qué me fuí de mi país de origen… para los que vivimos afuera, ese site es una manera de mantenernos en contacto en origen con las cosas de allá al principio, pero finalmente pasará a ser una razón determinante para no querer regresar mas nunca… y es que esos entes de la virtualidad son personas reales, son un fiel reflejo de lo que pasa allá, el porqué de tanta anomia y la razón de que eso tenga un pronóstico tan nefasto.

Pues si, en estos “Disparates” voy a contarlo todo… aquí no va a haber para nada censura. Quizás se me olviden algunos momentos, pero a fin de cuentas eso me vale madres. Si alguien se ofende con lo que aquí se escriba podría decir que lo lamento, pero soy en extremo honesto al decir que no lo siento ni lo sentiré para nada, total que serán historias de la virtualidad en las que jamás se colocará un nombre personal ni ningún dato que identifique a nadie en su realidad personal -aunque no se le diga perro a nadie, se dirá que ladra y tiene 4 patas, me explico?-.

Inclusive habrán chismes que no me se bien… alguien que me lea se los sabrá a la perfección y podrá corregirme en lo histórico seguramente, pero que no se les olvide que esto será todo un compendio de disparates, sin lógica y con mucha mala leche.

Ahora a comenzar… esta bitácora de lo virtual comienza a tomar forma entre tanta babosada… ahí te voy disparatero!!!!!!!!!!, atáscate ahora que hay lodo.

2.- ¿POR QUÉ CARAJO ENTRAR A NOTICIERO DIGITAL?

Tenía 6 años ya que me había ido de Venezuela… cada vez las cosas de por allá se me hacían mas lejanas y menos creíbles. Todo lo que se medio sabía de las loqueteras aparentes de Chávez llegaba por medio de “rabio bemba” a México con un toque tan alarmista que erizaba los pelos del mas equilibrado -cuestión que evidentemente no era mi característica mas común- y siempre sentí que era mucha la exageración de esas fuentes tan histéricas.
… Pero siendo honesto, cómo habría de sorprenderme tanta histeria y tanta estupidez?, ya habíamos vivido desde afuera la inmensa alegría del 11 de abril cuando, a pesar de las esperables bajas inocentes, se había logrado separar al aparente causante de todos los males del “mundo mundial del poder”… que bolas!!!!!!!!!!!, el 11 pegado de la tele y el teléfono, el 12 negando que el combo de los jotos protegidos de Carmona estaba cagando lo poquito que se había logrado y el 13 con una puñetera subida de tensión arterial al ver al loquito regresando a Miraflores con la buena pro, no de un pueblo esperanzado y comprometido -como nos hacen ver los propagandistas del régimen- sino por unas élites que se dieron cuenta que para sus intereses habría sido peor el remedio que la enfermedad.
En fin, Venezuela venía mal desde siempre… como estructura colonial se quedó como punto de paso entre virreinatos -es que ni a eso llegó-, en la Independencia se exterminó a casi todo lo que habitaba en esas tierras, el siglo XIX fue puro caudillismo esquizo-paranoide, el país se hace uno solo a fuerza de coñazos de un andino zamarro, se soldifica la estructura de castas con la explotación petrolera y encima se glorifica una historia mitificada muy poco comprobable a los ojos de los investigadores… en fin, esa estructura de generar un orgullo nacional y un sentido de pertenencia social en Venezuela había valido madres y eso se resintió a extremos superlativos en los componentes de una Sociedad inherte cuya única motivación es tener chamas que están buenísimas y que ganan concursos de belleza como arroz… que orgullo el ser venezolano!!!, soy paisano de la Sayalero, Irene y la Machado!!!
Así es como sale la necesidad de mi parte de tratar de mantenerme muy ilusamente “cerca de Venezuela”, pero siempre actuando la distancia omnipotente del “si pero no”… había escuchado de unos pocos coterraneos por estas tierras chilangas de un site donde “se meneaba el coroto sabroso” y uno se enteraba de las cosas del país con lujo de detalles… ese portal se llamaba Noticiero Digital.

Ya va… entré a leerlo un buen día y me pregunté en origen cómo se podía hablar de los conflictos políticos nacionales con la misma frivolidad de Chepa Candela de la manera que lo hacían allí, pero acaso eso no era lo común?, en las conversaciones entre compatriotas se comenzaba con las desventuras del pastel comunistoide al estilo cubano y siempre se terminaba grupalmente en la preocupación de si Chávez le pegaba a Marisabel o no… en fin, si eso era la Sociedad venezolana, acaso el portal no debía ser un reflejo exascerbado de lo mismo?.

Y así fue que decidí entrar a ND… solicité mi ingreso como se hacía en aquellos tiempos y, después de una larguísima espera de más de dos meses -sin exageración- fue que me llegó el email de que ya me habían activado la cuenta. Al principio me pregunté con suma curiosidad el porqué de tanto tiempo para una pinche activación, pero me di una respuesta clarísima a los pocos días de comenzar a postear, al tener el chance de leer las intervenciones de un individuo bastante mediocre y medio niche, pero con ínfulas de moderador estrella… si, un tal “Antonio Ricaurte” del que hablaré en otros capítulos con detalle.

El entrar a postear en ese site fue bien interesante… habían quienes escribían con un criterio muy amplio, con media o mucha información sobre temas específicos y que informaban de detalles desconocidos para el consumidor de mass media… también se exponían quienes aparentemente no sabían de nada, buscaban informarse en apariencia pero terminaban soltando unas bombas informativas que ni los runrunes de Bocaranda se atreverían a decir… pero vaya, también estaban los “psicóticos del teclado”, esos que manifestaban una posición tan loca como chistosa al momento de combatir planteamientos a favor o en contra del régimen de turno, capaces de generar mucha risa ante sus criterios fundamentalistas y que era evidente que tenían el equilibrio mental en las patas o, cuando menos, en el trasero… estos últimos eran frecuentes en intervenciones y basaban la valoración de sí mismos en la insidia que dejaban correr en lo que escribían, aparte de sentir que su “luchita cibernaútica” era fundamental para el logro del fin ulterior de sustentar o acabar con el Gobierno.

En resumidas cuentas, bajo este estadío de cosas es que comencé a postear en Noticiero Digital… muy interesante para conocer detalles de los sucesos, intercambiar información, enterarse de las cosas que pasaban allá… pero qué onda con interactuar mas directamente con la gente allá?, hacer mas puntual la información requerida por mucho o poco que imnportara?… para eso estaba el Chat ND!!!!!!.

Ese dichoso chat… escenario del origen de los pleitos, chismes, insidias y ataques de risas que originaron los conflictos hasta ahora presentes… donde “hable lo que quiera” era un decir y “hable mal del otro” un deber fundamental…

3.- MI PRIMER DIA EN EL CHAT-ND… QUE VAINA ES ESTA?

Recordar exactamente qué día entré por primera vez a ese chat está bien difícil, pero me acuerdo que era de noche y también que mucha gente era citada allí en los posts de la sección “Hable de lo que quiera”… después de resolver rapidamente el procedimiento de conexión y esa madre, le di a la tecla de rigor pensando que me iba a encontrar con un campo de batalla virtual de chavistas contra opositores tan agresivo como los que se veían en los threads de ND… tamaño error de mi parte!!!!
Esa noche se me hizo muy normal saludar con la cortesía que, a veces, ni el eco responde… y vaya, al leer -o tratar de leer mas bien, ya saben cómo son los chats- me encontré con un discurso quizás mas propio del Club de Mickey Mouse o algo así que el contenido propio de un site de opinión política… que sorpresa tan ambivalente!!!, allí todo eran cariñitos bien cursis, uso desmesurado de los íconos para expresar aparentes emociones, superlativización de expresiones para hacer relevante la alegría de que alguien entrara, pases de línea -cual macoya electorera- de cómo tratar a alguien que no fuera del agrado de alguno de los presentes… en fin, aparentaba ser eso que llamaban “comunidad virtual”. elevado a la enésima potencia y con una visión parcial propia de aquello que no implica el contacto personal.
Lo primero que vi allí fue la presencia de un grupo de mujeres -o eso aparentaban sus nicks- que ejercían un relativo control de la situación y dinámica, las cuales se hacían llamar “las amarguetas” o algo así. La primera impresión que me llevé fue la de que estaba compartiendo una sala de chat con un grupo de quinceañeras por las cosas que escribían con tanta vehemencia… si hasta llegué a sentirme todo un anciano en la “compañía” de esas damas!!!!!!, y cómo no?, de “amiguita” no se bajaban y se comentaban cosas mas propias de un colegio católico de niñas con la libido a millón que lo que se puede esperar de señoras de cierta edad…
… Y yo allí!!!!!… honestamente me sentía al principio como “cucaracha en baile de gallinas”, tratando de encontrar alguien con quién platicar algo mas acorde a las vivencias propias de un tipo cuarentón y, entre tanta expresión sobre edulcorada, apareció alguién con quién tendría mi primera conversación en ese chat -la primera de muchas, todo hay que decirlo-.
“Adri37” fue la primera persona con la que chatee en ese salón virtual… cómo decirlo de forma simple?, entre ese esquema de “fraternidad” tan sui géneris pero matizado con el temor de rechazo de una aparente mafia, sólo se podía dar una plática cordial con alguien que estuviera tan desubicado como yo en ese momento. Me atrevo a afirmar que Adri, a pesar de que llevaba evidentemente mas tiempo entrando allí, seguía buscando acomodo ante su búsqueda de contacto e información similar a la mía.
Esa primera plática con Adri fue realmente excelente… tuve el chance de interactuar con una persona que vivía en el exterior -igual que yo- y que pensé que podía manejar los mismos deseos de respuestas sobre lo que acontecía por tierras venezolanas. Comenzó la presentación de rigor, en la que debo reconocer que me quedé sorprendido con la apertura con la que me comentó cuestiones vitales de una forma muy abierta, con una reserva quizás algo laxa para mi gusto pero que agradecí como un gesto de confianza hacia mi persona, cosa que se me sigue haciendo muy extraña dado el escenario evidentemente impersonal de un chat… hoy pienso en ésto que escribo y me rio de tanta candidez -o mejor dicho, pendejez- de mi parte con eso de lo virtual.
Lo cierto es que comencé a saber quién era cada quién gracias a los comentarios de Adri… yo estaba “mas perdido que el hijo de Lindbergh” entre tantos nicks, pero ella tuvo la paciencia de irme describiendo una por una a los usuarios que allí estaban, con muchísimo detalle por cierto, siempre refieriéndose a las amarguetas como “sus amigas” -vaya con el atajaperros que se armó después- y, entre esas referencias y lo que leía fue muy fácil comenzar a diferenciar a cada quién.
A quién reconocí primero fue a “Artemisa”… y cómo no?… esta actuaba cual bulldog como la guardiana de la “integridad amargueta” -y me permito ese disparáte linguístico al igual que todos los que me de la gana-. Para Artemisa cualquier persona nueva mínimo era un espía del G2 cubano o algo así… en fin, toda una conducta paranoide casi de libro de Psicopatología que se me hacía extrañísima en una persona joven -hay que recordar que yo pensaba que estaba entre muchachos-… debo reconocer que el trato de ella hacia mi persona, sobre todo después que pasé una aparente “prueba de lealtad” de la que no tenía ni idea que me habían sometido, siempre fue muy amable y cordial en todo momento… pero en cierto sentido, sería esa paranoia la que haría que ese club de amarguetas explotara posteriormente y para bien, cual avión el 11 de septiembre.
Luego tuve el chance de “conocer” a “Siete Estrellas”… La principal característica de 7 -como la llamaban todos- era el poco escribir en la sala pública y su tendencia a comunicarse por mensajes privados. Esos comentarios en lo que a mí se refiere siempre eran de saludos muy cordiales, de esos que se usan para quedar bien y para mantener una presencia más o menos constante pero que este interlocutor no comprendía bien el porqué o para qué servían hasta que comenzó el famoso pleíto que dio forma a la pelea virtual en ND -eso es tema de otro capítulo y no duden que lo voy a escribir completo-.
También comencé a interactuar con otras de ese club… eran varios nombres que no recuerdo… quizás a Del Carmen o a Brujitas… pero aparecerían dos personas de ese club a quienes dedicaré especial atención mas adelante… por supuesto a “A mi manera” y evidentemente a “Mandoquera”, dos imágenes rescatables en mi paso por ese chat…
Pocas noches después vino el famoso atajaperros del “Floripondio Sinforoso” -primera aparición del Monje Loco-, los pleitos de Brachito y el gato Tucusio, la insidia del tal Yugo con el apoyo del Ricaurte -actuando ambos hombres como viejas chimoleras- y los primeros contactos con la autodenominada “Bella Zuliana”, la constante vaciladera con “Peste”… pero eso será en próximos escritos.
Anuncios

Read Full Post »